La irrupción del vehículo eléctrico en estos últimos tiempos ha traído consigo una explosión mediática de gran alcance abarcando aspectos energéticos, tecnológicos, económicos y ambientales, que representan una gran oportunidad de actuación en todos estos campos. Uno de los aspectos que genera mayor preocupación es el relativo a las infraestructuras de recarga y su disponibilidad
Vechicuo

Actualmente, la reventa de energía está prohibida pero se están preparando leyes con el fin de que puedan instalarse “electrolineras”, mientras llegan, la instalación de un punto de recarga supone una importante fuente de marketing para sus negocios.

El Gobierno, a través del IDAE, acaba de abrir el programa MOVALT que subvenciona con hasta un 40% la instalación de estos puntos de recarga.

Movalt

ASENA

ofrece la realización del proyecto, instalación y tramites de la subvención para que su empresa esté a la vanguardia en uno de los puntos de Eficiencia Energética de mayor actualidad